martes, 7 de julio de 2015

domingo, 28 de junio de 2015

VAIXELL DE GRÈCIA

Si per les albes veieu passar un vaixell
besant les aigües del mar bressol dels déus,
feu-li senyal, que pugui veure on som
i caminar amb nosaltres cap al nord.

Si no duu xarxa, ni orsa, ni timó,
no penseu mai que ho hagi perdut tot,
que el poble sempre podrà inflar el velam
per guanyar onades fetes de por i de sang.

Vaixell que plores igual que plora el meu,
que duus la pena i el dol que porta el meu,
vaixell de Grècia, que no t'enfonsi el tro,
infla les veles que anem al mateix port.


BARCO DE GRECIA
(VAIXELL DE GRÈCIA)


Si al amanecer veis salir una nave
besando las aguas del mar, cuna de los dioses
hacedle señal, que quiere ver donde nos hallamos
y navegar con nosotros hacia el norte.

Si no lleva red, ni orza ni timón
no penséis que se ha perdido el bote
que siempre la gente podrá hinchar las velas
y ganar olas hechas de miedo y cansancio.

Nave que lloras igual que yo
que llevas la pena y el dolor que yo
Nave de Grecia que no te hunda el trueno
hincha las velas que vamos al mismo puerto.

Las letras de las canciones las he copiado de la página de Lluís Llach: aquí.


Esta fotografía es de la primera San Silvestre Vallecana, es decir, de 1964.

Atención a las zapatillas de los corredores.

Pensamos que hemos avanzado porque ahora calzamos Nike, New Balance, Adidas o Asics. Pero la dignidad está en el coraje (llegaban con los pies ensangrentados, claro), no en ponerse ropajes de colores. Yo te lo doy, yo te lo quito. Nos dejan salir al recreo y luego nos meten al redil, de nuevo y peor.

Pensando en Grecia.


Por cierto, Nike (la de Samotracia). Otros prefieren la velocidad, pero eso conduce al fascismo.